A cada capilla le llega

June 23, 2016

 

 

 

No obstante la intensa campaña desplegada a través de los medios de comunicación para prepararle una despedida digna al Dr. Zedillo, en la que mexicanos de todas las clases exaltan los logros de su administración y concluyen que no sólo se logró lo prometido sino que se superó con creces, el actual Presidente deja Los Pinos con más pena que gloria, con un anticipado abucheo de un partido que en realidad nunca fue suyo, y cuyos miembros lo acusan de querer destruirlo. Se despide, también, con la única recriminación hecha a un Mandatario mexicano por Fidel Castro, quien lo señala, de manera inusual, como instrumento de los estadounidenses y traidor a los principios del latino americanismo.

Por otra parte, el gabinete económico en pleno, con José Ángel Gurría a la cabeza, se ha ocupado de repetir hasta el cansancio que no habrá error de diciembre, y que las finanzas están más sanas que nunca; que se tiene un blindaje que protegerá al nuevo gobierno de los sobresaltos que el actual padeció. Pero todo es en vano: la andanada que le espera a este inexperto Presidente es incontrolable: enfrentará las secuelas de problemas que se generaron durante su mandato y de muchos otros que creó por inexperiencia, por franca incapacidad o por compromisos internacionales. Se prepara para vivir  tranquilamente en su "bunker" del Pedregal que, dicen, costó siete millones de dólares, pero el sentido común indica que lo habitará poco tiempo: más tardará la ceremonia de despedida el viernes próximo, que en venírsele encima los fantasmas que ha azuzado.

La familia Salinas lo espera con los brazos abiertos. Los muertos de Aguas Blancas (crimen del que protegió hasta el oprobio a Rubén Figueroa) y los de Acteal, junto con el resto de las víctimas de la violencia paramilitar en Chiapas, se levantarán de sus tumbas para pedirle cuentas. En el partido que lo postuló, pero que nunca lo reconoció como militante, le harán graves acusaciones, y seguramente lo expulsarán si llega a la presidencia del CEN Roberto Madrazo. Y ni falta hace (porque muy pronto lo sabremos) especular sobre lo que le espera por el asunto del Fobaproa, asunto en el que favoreció a sus amigos banqueros y permitió los caprichos de Guillermo Ortiz, a costa de convertir en deuda de todos los mexicanos los noventa mil millones de dólares que costó ese indebido rescate.

Por cierto, el nombramiento de Francisco Gil al frente de la Secretaría de Hacienda es el primer golpe de los muchos que recibirá Guillermo Ortiz, sin contar que habrá muchos empeñados en llevarlo a la cárcel junto con Eduardo Fernández y Pedro Zamora. "El Divino", Cabal Peniche, Lankenau y Prevoisin comenzarán el ansiado ataque, porque fueron perseguidos por lo que otros hicieron impunemente. En fin, el sudoroso gobernador del Banco de México iniciará un periplo angustioso que le seguirá por siempre y le enseñará que el que a hierro mata, a hierro muere.
No obstante que Jorge Madrazo se apresuró a cerrar los "casos" cuya resolución demandaba el país, los fantasmas de Colosio, Posadas y Ruiz Massieu, así como de los "suicidados" Izábal y Ramos Tercero, y aun el del asesinado Juan Pablo de Tavira, se le atravesarán en el camino al Mandatario saliente, y cabe la sospecha de que no podrá volver a dormir tranquilo. 

Pero el estilo de quien ocupará su lugar sigue sin convencer, sobre todo después de anunciar un "gabinetazo"  en el que confluyen varias intenciones: la primera, establecer un espíritu gerencial en la administración pública; la segunda, manifestar abiertamente las relaciones con los barones del dinero y las empresas transnacionales. Por otra parte, suena verdaderamente utópico eso de colocar a su gente de mayor confianza en "coordinaciones" de gran envergadura que al final tendrán sólo un poder virtual, pues difícilmente los secretarios de Estado cederán a unos "superasesores" los poderes que les confiere la Constitución.

Por ejemplo, Fox nombró a su amigo Sojo coordinador del equipo económico, función que difícilmente cumplirá, pues es improbable que Gil Díaz, con su experiencia y reconocida dureza, le vaya a ceder el paso y mucho menos a rendir cuentas. Asimismo, si a Derbez se le escapó su sueño dorado de convertirse en secretario de Hacienda por forcejeos con el citado "superasesor", es dudoso que lo deje meter mano en la Secretaría de Economía. Y tampoco se avizora cómo, sin poder real,  podrá controlar Elizondo al gabinete social, donde además le puso como cuña a Sarukhán, quien demostró en la UNAM que como científico es un gran político Al inteligente Adolfo Aguilar Zinser lo colocó en una posición incomoda: al frente de la Seguridad Nacional, donde no tendrá problemas con Gertz Manero, cuando menos por cuestiones de carácter; pero en la PGR y en la Secretaría de la Defensa Nacional no podrá ni asomarse. Y no se diga con los marinos, escudándose en la importancia de la Armada, jamás han dejado ver ni una rendija de su Secretaría, donde en tiempos pasados hubo un Scheleske que, a pesar de sus escándalos y su inexplicada renuncia, nunca fue perseguido.
Nadie puede ignorar el origen de los funcionarios elegidos para formar parte de los gabinetes; pero en el caso del económico parece que hubo un acuerdo colectivo con los barones del dinero para incluirlos a todos en el manejo de las grandes cuestiones nacionales, rompiendo con el sabio criterio de los mejores tiempos priístas (y con toda la sabiduría política desde los tiempos de Aristóteles hasta la actualidad), de que no hay que juntar las cosas del gobierno y las de los negocios, y nunca se deben reunir en un solo hombre los poderes del dinero y de la política.

Con desprecio a esa sabiduría, Fox se ha lanzado a experimentar, y en lugar de usar a políticos de su partido, nombró en Hacienda a un hombre experimentado, pero de familia muy rica y que en el pasado inmediato fue director de Avantel, empresa de Roberto Hernández, dueño de Banamex y con quien se ha vinculado al próximo Mandatario. A Bancomer y BBV les dio nada menos que Nacional Financiera a través de uno de sus directivos más importantes, Mario Lavorín. Del grupo Banorte captó a una mujer, sin duda inteligente, y le ofreció Turismo, que es una de las fuentes de mayor futuro económico, y la hizo acompañar en Fonatur de un empresario hotelero llamado John McCarty. Vaya, hasta para el deporte se decidió por un empresario
exitoso, que fue entrenador del "Tibio" Muñoz pero se peleó con éste por cuestiones de negocios.

 

En fin, presenciaremos un accidentado adiós, con escándalos que resurgirán, y un arribo con sombríos augurios para el pueblo. Ojalá que me equivoque.

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Láminas viejas convertidas en obras de arte

May 3, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes

June 19, 2020