Alto al feminicidio

August 9, 2016

El país tiene entre sus grandes problemas el de los femenicidios. No se ha podido, lamentablemente disminuir en el grado en el que queremos y exigimos las mujeres de hoy , pero así también por la incapacidad generalizada de los gobernantes de los lugares de donde se ha presentado con mayor incidencia este delito  y la ineficacia de  sus propios cuerpos de seguridad.

Se trata de un problema que también revela una rampante misoginia de la sociedad en su conjunto que conlleva atavismos, prejuicios e inercias históricas de una sociedad machista que si  bien se ha ido transformado, cada vez está más consiente de la tan precaria equidad de género que, liberamos tener instaurada en pleno siglo XXI, no deja de mostrar en mucho sus tratos sociales, resistencias y retrocesos.

Una problemática que por su magnitud debiera asumirse con mayor compromiso no sólo por la sociedad misma, sino en tiempos electorales, sobre todo por los candidatos a la presidencia con propuestas y compromisos  de fondo, medibles y con una visión integral, pues ya lo sabemos que además de mejorar la legislación vigente debe cumplirse las leyes  lo cual no ocurre como las mujeres lo anhelamos. De la misma forma pasar de la retórica de que los cuerpos policíacos están mejorando a una evolución ciudadana que compruebe esos avances y realmente en qué medida  la reducen muy puntualmente, llámense asientos abusos en general a la mujer

Y así en muchas otras cuestiones  que se registran en los diferentes ámbitos de la vida nacional con simulación, truculencia y doble moral, como por ejemplo en el caso de la política donde no se cumple para empezar la cuota de género que esta esblencada al grado de que plausiblemente el IFE exigió a todos los partidos políticos que cumplieran, pues bien sabemos de las llamadas A delitas que aparecen como candidatas y luego  empujadas a ceder su lugar a candidatos.

Así que es impostergable ofrecer resultaos ahora sí al corto plazo donde las mujeres y la sociedad misma dejemos esas estadísticas de horror y terror por tantas mujeres asesinadas vejadas, segregadas que no sólo representan una vergüenza nacional por la injusticia e inequidad hacia todas nosotros.

De no ser así, la mujeres hemos llegado estoy segura, a un punto donde tomaremos acciones y decisiones para demostrarles a las autoridades y gobernantes en mayor medida posiciones ocupadas por los hombres que nosotras sí somos capaces de revertir tales infamias.,  

Es escandalosa aún hoy en día la muerte de mujeres o femenicidios  como también las estadísticas tan aberrantes de mujeres golpeadas, agredidas, lo mismo en el hogar, con una violencia intrafamiliar como la discriminación en los centros laborales y hostigamientos diversos .

 

Please reload

Entradas destacadas

Láminas viejas convertidas en obras de arte

May 3, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes

June 19, 2020

June 12, 2020