Reforma cultural ¡ya!

February 2, 2018

Está ya circulando y bien, un libro que me parece clave en la encrucijada electoral: ¡Es la reforma cultural, Presidente!. Propuesta para el sexenio 2018-2024”.

Como sabemos, el gobierno de Peña Nieto empujó desde sus inicios una serie de reformas que lo mismo apuntaban al campo educativo que al energético o el de las  telecomunicaciones.

Sin embargo, como ha ocurrido en administraciones anteriores, se ha omitido el ámbito de la cultura, y menos aún dentro de una concepción integral y sectorial.

Una reforma que urge y no puede soslayarse más, dada su importancia no sólo social, como se le ha querido ver exclusivamente, sino incluso ahora en nuestros días por lo que representan sus contribuciones, en el plano económico: empleos, divisas, infraestructura, inversiones, ingresos y utilidades.

En el libro, participan autores de primera línea en el tema y sus diversas vertientes como son, entre otros, Néstor García Canclini, Eduardo Matos Moctezuma, Martha Turock, Eduardo Nivón, Horacio Franco, Alfonso Suárez del Real y Alejandro Ordorica Saavedra, bajo la coordinación de Eduardo Cruz Vázquez, quien hace la introducción al tema y los autores, y una presentación del editor Francisco Moreno (EDITARTE), además de un Resumen Ejecutivo, de Judith Amador que refleja la potencialidad de las propuestas.

En todo caso, una amplia gama de enfoques e ideas que van de la visión sobre la estructura sectorial, su diversidad, y aristas, hasta una agenda de los desafíos del presente y el futuro, incluyendo a las artes plásticas, el cine, la literatura, o la música. Un apetitoso índice que por igual alude a políticas públicas, museos o diplomacia cultural. 

Un documento que deben conocer los candidatos a la Presidencia, al gobierno de la Ciudad y a otras entidades, así como discutirlo con este grupo para llegar a compromisos públicos, en caso de ganar, las elecciones correspondientes. Pero también los legisladores entrantes que conformarán el Congreso de la Unión o los congresos locales y la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, sobre todo quienes integrarán las respectivas Comisiones de Cultura, que sin excepción deberían de instituirse en el 2018, en todas de las entidades federativas.

  Sería entonces una buena vía hacia un salto cualitativo en materia cultural, que hasta ahora se mantiene en nuestro país desarticulada sectorialmente, incompleta en sus ordenamientos legales, desatendida fiscalmente, burocratizada o arrumbada presupuestalmente, entre otros vacíos y omisiones.

Así, la sociedad civil a través de sus organizaciones, deberá exigir esa fuerte sacudida tan indispensable hoy para vigorizar, sustentar y enriquecer nuestra cultura.

Please reload

Entradas destacadas

Láminas viejas convertidas en obras de arte

May 3, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes

June 19, 2020

June 12, 2020

June 12, 2020