Un espacio de privilegio

November 10, 2018

 

 

Con 60 años ya de ininterrumpida labor, el ISSSTE ha tenido y tiene una presencia fundamental en nuestra sociedad.

En diciembre de 1959, se fundaba, gracias a la visión del entonces Presidente de México Adolfo López Mateos, para atender médica y socialmente a los trabajadores al servicio del Estado, incluidos desde luego el deporte y  la cultura.

En lo personal, me parece que ha cumplido satisfactoriamente con su misión, aunque como toda institución ha tenido sus tropiezos y altibajos a lo largo de su existencia.

 

Todo viene a propósito porque tuve el privilegio de que se montara una exposición de mi autoría bajo el título de “Trazos de Corazón”, en la hermosa y funcional galería situada en las Oficinas Generales de ese organismo, en Buenavista, espacio que ha renovado e impulsado su actual Director General, Florentino Castro, quien siempre ha dado testimonio de su compromiso con la cultura, desde aquellos tiempos cuando dirigió a Socicultur, allá por los años setentas.

 Y justo hoy, con motivo de mi muestra plástica, agradezco y resalto el papel tan importante que el ISSSTE ha desarrollado en favor de la cultura, en diversos frentes que lo mismo se vincula a las artes visuales que a la música o el teatro, así como a sus excelentes ediciones en el campo de la literatura.

Mi exposición se inauguró el lunes pasado y quedó abierta al público prácticamente hasta diciembre.

Se trata de  40 pinturas que muestran en retrospectiva las diversas etapas  y técnicas que conforman mi trabajo ya de medio siglo.

Ahí, se me agolparon recuerdos imborrables y entre palabras más o menos, mucho me emocionó la feliz coincidencia de que mi madre, que lamentablemente falleciera hace un par de años, hubiera cumplido  ese mismo día  94 años de edad.

 

También tuve presentes algunas de mis exposiciones, tanto en mi país como en Estados Unidos, en especial en Nueva York o como le llamamos “La gran manzana”, y en Europa.

En fin, un reencuentro con esa gran comunidad de servidores públicos, a la que tanto reconozco y subrayadamente a su actual director, por el empeño mostrado de que ese organismo retome también su presencia institucional en la promoción y difusión de la cultura, como había ocurrido en otras etapas de su pasado reciente. Por igual, expresé mi agradecimiento al equipo de trabajo que hiciera tan eficaz y atractivo montaje de mi obra: Ana Cué, Soledad López de Nava, Rafael Sámano y Rafael Sánchez, a la vez que a la distinguida presencia de amigos y amigas ahí presente, entre ellos mi paisano Andrés Torres, que ha alcanzado grandes logros con el programa “Leo, luego existo”, que da lustre al INBA y a la propia Secretaria de Cultura. Y con una mención muy especial, destaqué la presencia de mi pareja Alejandro Ordorica, un servidor público ejemplar y comunicador y escritor igualmente talentoso.

Al término de mi mensaje cerré emocionadamente con estas palabras:

“Cincuenta años algo suma, ya que si bien el arte detiene el tiempo, por igual a veces lo multiplica”.

En fin, una experiencia inolvidable y el grato sabor de que la cultura recobra vigor en las tareas tan sustantivas y nobles de ese organismo de excepción que es el ISSSTE.

 

Página web:

http://www.marthachapa.mx

 

Sala-Museo Martha Chapa:

http://www.dgb.uanl.mx/bibliotecas/burrf/salamuseomarthachapa/

 

Facebook: Martha Chapa Benavides

Twitter: @martha_chapa

Please reload

Entradas destacadas

Láminas viejas convertidas en obras de arte

May 3, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes

September 18, 2020

September 11, 2020

September 4, 2020

August 21, 2020

July 31, 2020

July 24, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags