Gracias Tomás

April 17, 2020

 

La vida nos da muchos gustos y satisfacciones, pero de repente  es intempestiva y nos arrebata e interrumpe sin miramientos esos momentos de felicidad.

Es  el caso  ahora  de Tomás Urtusástegui  y la triste noticia de su reciente deceso.

Lo conocí, o mejor dicho lo conocimos juntos, Alejandro mi pareja y yo, cuando lo entrevistamos en nuestro programa de televisión el Sabor del Saber, transmitido vía TV Mexiquense.

 

Desde luego sabíamos que se trataba de un talentoso y prolijo dramaturgo con más de 500 obras de teatro de su autoría, además de un célebre maestro en la escuela de escritores de la SOGEM, y un compometido promotor de la cultura.

Pero lo que nos sorprendió en aquella ocasión y no conocíamos del todo fue su gracia y sentido del humor, pues cuando entro a nuestra casa para la grabación televisiva vio en la entrada un periquito en su jaula que nos habían obsequiado meses antes y decidió incorporarlo al programa, a su entrevista misma, como parte de la escenografía.

 

Luego vendrían muchas otras e inolvidables experiencias que vivimos junto a él, como su apoyo a la obra de teatro “El hábito de Juana” de la autoría de Alejandro, que montamos en diversos e importantes teatros de la Ciudad de México y varias y entidades de la República, y donde contamos siempre con su sabías observaciones y consejos.

Y cómo olvidar que en uno de sus homenajes tuve el gusto de participar y montar junto con él un diálogo de su obra de teatro breve titulado “Un peso de sol”, que se escenificó en la Casa Museo Venustiano Carranza, evento coordinado por el Gobierno de Tamaulipas, entidad donde Tomás tenía hondas raíces y antecedentes familiares. Por cierto, en ese mismo espacio se dio la primera función de “El hábito de Juana”, donde tuve el privilegio de actuar representando a Sor Juana Inés de la Cruz.

Por igual, tuvimos el privilegio de ver la puesta de “La duda”, en el teatro Telón de

 

Asfalto, con dos primeras actrices como son Karina Duprez y su hija Magda Karina. Una obra magnífica, y ya pieza clásica del teatro mexicano, que quizá fue la última que se escenificó estando él todavía con vida y qué obtuvo siempre grandes reconocimientos.

Cómo olvidar igualmente la fiesta que se organizó para celebrar su cumpleaños número 80 cuando todavía lo vimos con enorme vitalidad y lucidez, que de hecho conservó hasta el último día de su vida. Asimismo, tengo presente el reconociendo que se le hizo en el Teatro Reforma del IMSS, como dramaturgo y como médico, que fue su profesión inicial y durante muchos años hasta que se revelara como  un escritor de excepción.

En  fin, qué tuvimos muchas muestras  de su invaluable experiencia y generosidad.

Lamentamos también no haber podido acompañarlo en  sus exequias, que como tales fueron suprimidas por esta terrible pandemia del coronavirus que padecemos, por lo que quedan además  pendientes varios y grandes homenajes, como bien lo merece.

Poco antes de morir, tuvo en la afortunada visión y decisión de reunir y publicar en varios volúmenes todas sus obras y textos importantes, que constituyen una memoria viva e imprescindible para el teatro y las letras mexicanas, en la que tuvo una participación decisiva su propio hijo Oscar, a quien le damos nuestro pésame más sentido, al igual que a toda su familia, por una perdida tan irreparable.

 

No es un adiós definitivo entonces el que daremos a Tomás porque sus obras se seguirán representando, por y ante las nuevas generaciones, de tal suerte que seguirá vivo su recuerdo entre nosotros.

 

Página web:

http://www.marthachapa.mx

 

Sala-Museo Martha Chapa:

http://www.dgb.uanl.mx/bibliotecas/burrf/salamuseomarthachapa/

 

Facebook: Martha Chapa Benavides

Twitter: @martha_chapa

Please reload

Entradas destacadas

Láminas viejas convertidas en obras de arte

May 3, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes

October 17, 2020

October 17, 2020

September 18, 2020

September 11, 2020

September 4, 2020

Please reload

Archivo