Las mentiras de la felicidad

May 29, 2020

 

Las maquinaciones que pretenden hacerse ahora para cambiar el concepto del Producto Interno Bruto, como eje de medición de la economía, implica para muchos un engaño a la sociedad a falta del crecimiento que había prometido el hoy presidente, Lopez Obrador, desde que era candidato y aseguraba sería del 4% anual.

Quiere así el Gobierno evitarse cuestionamientos y críticas que evidencie  la ausencia de un proyecto económico y las desbrújuladas decisiones que en general se han adoptado en esta y otras materias.

Cuando escuché recientemente que se hablaba de la felicidad de las personas como prioridad, más que de la necesidad del crecimiento de nuestra economía, me pareció una mala copia de lo que hace por lo menos una década se instituyó en Bután, país que cambió del PIB al PIF o Producto Interno de la Felicidad.

Lo digo, porque considero que la búsqueda de la felicidad implica necesariamente disfrutar como ciudadanos y ciudadanas los bienes y servicios culturales, que bien sabemos es un rubro que el régimen actual, como otros del pasado, no han atendido e impulsado porque no ha sido ni es una de las prioridades nacionales.

 

Así, los recursos que se han canalizado para la cultura van a la baja, o apenas aseguran en niveles de mantenimiento, agregándoles el porcentaje de la inflación. Éste es tan sólo uno de los ejemplos que muestran el lugar secundario que se concede a la actividad cultural en sus más diversas expresiones, pues por igual muchas de las decisiones y acciones institucionales han sido erróneas y algunas hasta desastrosas.

Si en verdad se busca un cambio en los parámetros oficiales, donde si bien deben prevalecer los satisfactores básicos de educación, empleo, vivienda alimentación y cultura, así como el otorgamiento de servicios de calidad, como lo merecen nuestras contribuciones fiscales al Estado, y hasta ahora insuficientes en cantidad y calidad, entonces sí sería pertinente hacer referencia a la felicidad social tan distante de las orientaciones autoritarias y descontextualizadas de hoy.

 

El hecho es que con tantas carencias que tenemos, tanta pobreza, ineptitud del gobierno, servicios deficientes, enconos y polarizaciones atizados por el propio Presidente de la República,  parece y es demagogia pura, populismo alborotador, truculencia discursiva, retórica vacía...y pretextos y más pretextos porque no se ha gobernado bien, y más preocupante aún, que no haya tiempo después, en lo que resta del sexenio, para corregir y reencauzar.

 

Página web:

http://www.marthachapa.mx

 

Sala-Museo Martha Chapa:

http://www.dgb.uanl.mx/bibliotecas/burrf/salamuseomarthachapa/

 

Facebook: Martha Chapa Benavides

Twitter: @martha_chapa

Please reload

Entradas destacadas

Láminas viejas convertidas en obras de arte

May 3, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes

June 19, 2020

June 12, 2020

June 12, 2020